Blogia
LABIOSGLOSS

TU OSCURIDAD

TU OSCURIDAD

Ansío la oscuridad de tu cueva… ese lugar privado e íntimo donde trabajas, donde te sientes cómodo. Encontrarte allí, lejos de miradas curiosas, lejos de sonidos más allá del traqueteo de las máquinas que te ocupan, resulta de lo más excitante. Porque siento que allí podríamos dar rienda suelta a la complicidad, al deseo.

Entro y veo que no hay nadie… te busco por los pasillos, pero me cuesta encontrarte. Apenas se distinguen sombras. Cuando te encuentro, me siento extraña.

Me resisto a mirarte a los ojos, me da vergüenza, porque estoy convencida de que notarás el rubor en mis mejillas. Charlamos, pero no puedo dejar de pensar en la soledad y oscuridad que nos rodea, y lo mucho que me excita. Mueves tu cabeza y dejas que tu pelo te cubra los ojos. Me encanta esa media melena cayendo ligeramente sobre tu rostro. Es el estilo de un chico malo, que acompañas con vaqueros y camisetas, pero no que coincide con esa actitud simpática pero tímida y servicial que demuestras.

Me pregunto si existe una doble personalidad en ti, cómo serías si la formalidad del trabajo no nos hiciera mantener cierta distancia.

Me pregunto cómo serías excitado y atrevido, acorralándome contra la pared, poniendo tus manos en ella para dejarme enjaulada entre tus brazos, y acercando tus labios a mí…

Tu perfume envuelve la estancia, y lo he interiorizado tanto que he llegado a comprarlo sólo para dejarme acunar por él cuando estoy sola. Me hace sentirte cerca.

Dejemos pasar los días, dejemos que la oscuridad nos envuelva, dejemos que la excitación crezca antes de darle rienda suelta… LABIOSGLOSS

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres