Blogia
LABIOSGLOSS

IMAGINACIÓN

IMAGINACIÓN Me encanta, por un momento, mirarte con otros ojos.

Me encanta ese momento en que pasas de ser tú, a ser mi objeto de deseo, ese momento en que tu rostro no es reflejo de tu personalidad, sino unos labios besables, unos pómulos excitantes, una mandíbula masculina y unos ojos ardientes…

Cuando cada parte de tu cuerpo se convierte en una zona erótica para mí… por el placer que siento al observarte, por el placer que recorre mis venas al recrearme en la curva de tu trasero, en la amplitud de tus hombros y los ángulos de tus caderas…

Me encanta pasar de miradas amistosas a miradas excitadas. Ese momento en que un comentario provoca esa media sonrisa que dice más en su contención que una carcajada… porque esa expresividad a medias deja claro que hay una parte oculta que nos quedamos dentro, que queremos degustar en nuestro interior, derivando su magia muy al fondo de nuestras entrañas.

De repente paso de escucharte con atención a no poder quitar mis ojos de tus labios. No ya prestando atención a lo que me dices, sino a su movimiento, a desear lamer su dulzura con los míos.

Y un roce casual en mi mano no es un contacto fortuito, sino un chispazo que recorre mi cuerpo a través de mi médula espinal, descargando un inmenso deseo dentro de mí.

Y aprieto mis piernas para contener el deseo, aunque al mismo tiempo me encanta sentir cómo ese deseo por ti va llenando mis venas, embriagándome de ti, saturando mis sentidos, totalmente drogada de ti.

Porque puedo pasar todo el día recordando esa sensación, rememorando sus sensaciones en mí. Porque puedo vivir de ello, alimentarme de su recuerdo, cuando no te tengo cerca.

Porque mi imaginación une partes vividas con otras inventadas, deseadas, de cómo querría disfrutar contigo, hacerte mío y ser tuya, poner mi cuerpo a tu disposición y poder descubrir partes nuevas del tuyo.

Y recreo situaciones de una forma tan real que vuelvo a sentir tu intensidad corriendo por mis venas, llegar hasta mi sexo y explotar… y descubrirme sonriendo extasiada.

Y puede que a veces sea tan obvio para ti, sin yo decir nada, que resulte ridículo… pero al mismo tiempo me vuelve loca mostrar ese lado oculto, excitable y que vayas descubriendo en mí cosas que, seguramente, no habrías imaginado.


Labiosgloss.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres